lunes, 18 de mayo de 2015

Como el gallito ciego. El problema del agua en Lucas González

¿Quién no ha jugado en su infancia al juego del gallito ciego? Recuerdan? Por turnos, se iban vendando los ojos de cada uno de los niños y así, sin ver, debía encontrar a los demás. Dicho juego no estaba exento de ciertos peligros. En su afán de agarrar a algún compañero guiándose por la voz , el "gallito ciego"se podía pegar unos porrazos tremendos. Y, de alguna manera, eso era lo gracioso del juego, los demás veían las dificultades que tenía el "gallito ciego" andando sin ver por donde iba.

Para la infancia el juego del gallito ciego es gracioso e inocente, y salvo un accidente u otro imponderable, no tiene malas consecuencias. En cambio entre gente adulta y con responsabilidades no se puede andar jugando al gallito ciego.

Algo así ha pasado en las últimas semanas con las autoridades de Lucas González, parece que estuvieran jugando al gallito ciego pero con cosas un poco más serias que un juego de niños.

El problema suscitado acerca del agua ¿potable? que llega a los hogares por la red de agua de la ciudad es un ejemplo de esto.

Hace algunas semanas, el director del Hospital Santa Rosa, Dr. Javier Ascúa, informó a distintos medios de prensa de la ciudad que , en virtud de que el nosocomio recibía numerosas consultas por trastornos gastro-intestinales, respiratorios y otros que podía tener su origen en el agua , había encargado un análisis de la misma, y el resultado fue que el agua no era ni química ni bacteriológicamente potable.
El análisis bacteriológico dio que el agua tenía una bacteria llamada pseudomonas aeruginosa, bacteria que causa diversos trastornos en las personas.  (ver más en: http://pseudomonaaeruginosa.blogspot.com.ar/ )

Cuando los medios dimos a conocer esta situación, ¿Qué hizo el Intendente Hanemann ?
¿Se reunió inmediatamente con el Dr. Ascúa para interiorizarse del estudio que dio semejante resultado? No....
¿Mandó inmediatamente una muestra para hacer un análisis exhaustivo del agua en todas las cañerías de Lucas González? ... mmm... No....
¿Presentó a los medios y a todo el que quiera verlo, para tranquilizar a la población, el último análisis realizado por la Municipalidad? ....mmmm ... No , tampoco.

El Intendente Hanemann y su equipo salieron raudamente a desmentir la información, diciendo que se trataba de una "operación política " en su contra y que el agua era "absolutamente apta para el consumo"., sin exhibir ninguna prueba de ello. No perdió la oportunidad de cargar contra el Dr. Ascúa diciendo que el análisis presentado era falso y que la muestra pudo haberla tomado de un charco.

Área de Prensa investigó el tema y recabó los siguientes datos:


  • Los municipios deben efectuar periódicamente (mensualmente como mínimo) un análisis químico y bacteriológico del agua.
  • El ente oficial encargado de hacer dichos estudios es la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos. En su laboratorio se efectúa este análisis. 
  • Área de Prensa habló con el Sr. Héctor Enriquez, jefe de dicho laboratorio, quien dijo que la Municipalidad de Lucas González hacía más de un año que no enviaba las muestras para hacer los análisis mensuales de potabilidad del agua. 
  • Notamos en el Sr. Enriquez cierta reticencia a brindar información, que luego comprendimos cuando supimos que dicho organismo tiene a su cargo la responsabilidad de controlar a los municipios en este sentido. Es decir, ellos debían exigir al municipio que haga los análisis correspondientes, cosa que aparentemente no sucedió, con lo cual también tienen un grado de responsabilidad si el agua no está bien.
Finalmente, un funcionario de Obras Sanitarias de la provincia concurre a Lucas González y toma muestras en una casa particular y en el Hospital Santa Rosa y esa muestra es analizada por el propio laboratorio de la Secretaría de Ambiente.

Se hizo sólo el análisis bacteriológico y no el químico lo que dio como resultado que el agua era bacteriologicamente apta para el consumo.

Cabe señalar que este ultimo análisis se realizó casi 40 días después del que hizo el director del Hospital con lo cual es posible que ambos análisis sean reales....

Las preguntas que surgen son :

¿ Puede el municipio certificar que se analizó correctamente el agua en los últimos 12 meses?
¿ Cuál es el último análisis del agua de red que se hizo antes de toda esta controversia?
¿ De que fecha es?

Estamos ante un episodio de negligencia grave del Gobierno Municipal con daño a la población por enfermedad transmitidas por bacterias que están o estuvieron presentes en el agua.

El Intendente Hanemann juega al gallito ciego. El problema es que los porrazos se los pega la gente.
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados por el administrador, la única restricción es la del buen gusto y las buenas costumbres, se prohíben insultos